Grandes cosas

Esperar a que las grandes cosas lleguen es desperdiciar tu vida sin apreciar las grandes cosas que ya te rodean. Para, mira a tu alrededor y disfruta de lo buena que tienes ya, porque la vida son dos días y hay que disfrutarlos.

 

 

Anuncios